El mismo idioma (Brasil 0 - Portugal 0)

Brasil 0 - Portugal 0

En un partido con muchas figuras, algunas reservas, pocas chances de gol y escasa punter?a, Brasil y Portugal empataron sin hacerse da?o y as? se aseguraron el primer y segundo puesto del grupo G. Kak?, suspendido, lo mir? de afuera y vuelve en octavos. A?n se espera por la mejor versi?n de Cristiano Ronaldo.

Lengua romance, expandida al mundo entre los siglos XV y XVII, en la formaci?n del Imperio, el portugu?s es considerada la s?ptima lengua m?s hablada en el mundo. Oficial, adem?s de Brasil y Portugal, en Angola, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Mozambique, Santo Tom? y Pr?ncipe, propia tambi?n de Macao, cierto sector de la India y el Timor Oriental, y ni hablar de zonas fronterizas (la Argentina incluso), alrededor de 220 millones de personas comparten sus usos y costumbres. Sin embargo, esta vez, alcanz? con unos pocos aunque las im?genes trascendieran el mundo en el contexto de la Copa. ?Brasil y Portugal empataron 0 a 0? en Durban y se aseguaron la clasificaci?n a Octavos de final. Tal vez, de haber conocido en la previa sus virtuales rivales, le hubieran puesto un poquito m?s de onda al empate. Sin embargo, a medida que pasaban los minutos, el punto les cerraba desde todos lados. S?, hablaron el mismo idioma?

?Ser? Brasil A contra Brasil B?, dijo bromeando Dunga cuando conoci? su duro rival en el sorteo. Sin embargo, Pepe s?lo jug? 64 minutos y tanto Deco como Liedson estuvieron ausentes. No fueron los ?nicos. Por lesi?n o suspensi?n, Kak?, Robinho y Elano tampoco. La p?rdida, entonces, era mucha. Pero hab?a fe en romper el cero. Total, m?s all? de la pica hist?rica entre los dos pueblos, habr?a tiempo en recomponer cualquier resultado perturbador. Aunque claro? ?C?mo? ?Con qu?? ?Con qui?n?

Discutir la calidad t?cnica de los dos planteles supone herej?a. Pero si hubiesen jugado en cueros, sin marcas top ni camisetas, el duelo se hubiera convertido en un partido de potrero entre jugadores de f?sico prilegiado. Igualmente, Brasil, por historia, era banca. Y eso lo obligaba, aun con Dunga en el banco, adelantarse en el campo. El historial hablaba de 12 triunfos brasile?os por cuatro lusos (uno, en el ?nico enfrentamiento en Mundiales: 3-1 en el 66, con doblete de Eusebio) y dos pardas. Pero tambi?n de dos selecciones enrachadas. El Scratch s?lo perdi? una vez (y en la altura de La Paz9 en los ?ltimos 29 partidos. Los europeos llevan 18 juegos invictos (con 12 victorias). Claro que la ?ltima ca?da fue en noviembre de 2008, en Brasilia, ?6-2!, justamente contra la Verdeamarelha? As? que hab?a que salir a jugar con los ojos bien abiertos aunque era sabido que Costa de Marfil, a pesar de su buen arranque ante los norcoreanos, mucho no pod?a hacer.

El minutero no hab?a dado dos vueltas que Brasil ya ten?a dos c?rners a favor. Mucha ilusi?n. Mucho humo. Desde ah?, tarde de tiradores en Durban. El ?rea supon?a una zona de exclusi?n y la media distancia era la princesa renga de la tarde. Dani Alves prob? hasta el hartazgo, por caso. Pero fue Nilmar quien tuvo la m?s clarita, en el borde del ?rea chica, tras un gran pase de Luis Fabiano. Eduardo manote? la pelota que se estrell? en el palo. Por ese entonces, Cristiano Ronaldo segu?a siendo un arma de doble filo. Entendi? que ten?a que iluminarse para darle m?s aire a Portugal pero su exceso de protagonismo termin? por eclipsar a sus compa?eros que s?lo ve?an sus disparos m?s que desviados (incluso algunos desde la tranquilidad de un tiro libre frontal). El primer tiempo termin? algo picadito m?s all? de la escasez de f?tbol: siete amarillas (tres portuguesas) y hasta un cambio forzado (Josu? por Felipe Melo, para enfriar un poco tanto f?sforo prendido).

El complemento mostr? un poco m?s decidido a Portugal. Pero un poco nom?s, eh. Cristiano Ronaldo era un mix de cuarto volante por izquierda y wing. Sin claridad, pero todo un punto de referencia cuando corr?a a campo traviesa. Resultaba hasta gracioso ver a un pu?ado de cuatro o cinco brasile?os corri?ndolo de atr?s aun sabiendo que la jugada terminar?a muy lejos de Julio C?sar. Eso s?, a los 14? del segundo tiempo, cuando record? que el f?tbol era un juego colectivo (m?s all? de la necesidad de buenas individualidades), gener? la m?s clarita de su selecci?n cuando se intern? por derecha, Lucio lo cerr? intentando barrera la pelota, y por izquierda la redonda le qued? justita a Coentrao, que la dej? cerquita del ?ngulo? Primera y ?nica. Brasil intent? despertarse de la siesta pero se encontr? con la realidad portuguesa: un equipo que no termina de definir su propuesta en ataque pero que, en defensa, sabe lo que quiere. De hecho, con Queiroz al mando de la tropa, mantuvo el arco en cero en 19 de sus 24 partidos y apenas recibi? dos goles en los ?ltimos 14 juegos.

Igual, por ese entonces, las estad?sticas quedaban de lado. Lo ?nico que les interesaba era el reparto de puntos que los mantiene en carrera. No les cost? mucho. Hablaban el mismo idioma?

Fuente: Ol?

Un empate que les sirvio a los 2 solo para clasificar, no entiendo por que arriesgan jugadores…